¿Es malo usar la carga rápida para la batería de tu celular?

¿Es malo usar la carga rápida para la batería de tu celular?

Category : Noticias

En el mercado de los teléfonos móviles hay varios de ellos con la tecnología de carga rápida para completar la batería de tu terminal. Y aunque se trata de una característica importante, muchos fabricantes permiten quitar esta opción al usuarios. Sobre todo en los terminales Android. Y es que mucha gente piensa que la carga rápida puede ser dañina para las baterías de los móviles.

Se trata posiblemente de uno de los reclamos más atractivos a la hora de vender un móvil. La carga rápida como su propio nombre indica, es una característica para tardar el menor tiempo posible cargando la batería del terminal. No obstante, son muchos los que piensan que la vida útil de la batería se deteriora más rápido usando este tipo de tecnología. ¿Es malo cargar la batería con esta tecnología?.

 

La carga rápida no es tan buena como parece para tu batería

No hay dudas, mientras menos tiempo tardes en cargar tu batería mejor para todos. Se trata del principal reclamo de esta tecnología. Y es que en algunos terminales los tiempos de carga superan las dos horas. Un tiempo demasiado grande como para poder recuperarlo más tarde. Parece algo sencillo de explicar, pero si logramos cargar nuestro dispositivo lo antes posible, mejor. Parece ser la principal ventaja de esta tecnología, los tiempos de carga. En resumidas cuentas, demasiado tiempo para cargar nuestro celular.

ahorra batería con las notificaciones

Sin embargo, el uso continuado de este tipo de tecnología puede afectar a largo plazo al desempeño de la batería. Es bastante cómodo disponer de nuestro teléfono cargado en tan solo unos minutos. No obstante, esta tecnología de carga rápida se basa en un aumento del voltaje y del amperaje. Esto provoca pequeños desajustes en la salud de la batería que acaba afectando con el paso del tiempo.

A la pregunta fundamental si esta tecnología es mala para la salud de la batería, te diría que depende mucho del uso que le des. Un uso abusivo de esta tecnología afecta no sólo a la pila, también al resto de componentes del móvil. Al aumentar el amperaje y el voltaje, determinados componentes sufren un sobrecalentamiento. Lo que termina provocando un desgaste en varios de los componentes internos de tu teléfono. Además, debido a una mayor intensidad, se produce una mayor extenuación lo que acaba provocando que la vida útil de la batería se vaya degradando con mayor velocidad.

La tecnología de carga rápida no es mala si no abusamos de ella todos los días. No obstante, si abusas de ella puede llegar a desgastar la batería más rápidamente y provocar problemas de hardware. Por eso nuestra recomendación es que sólo uses esta tecnología cuando sea muy necesario. En caso contrario, sólo debes utilizar el cargador habitual con el amperaje y el voltaje de fábrica.